Miércoles 17 de Abril 2024
UÑAS

Nail art: cuáles son los riesgos de utilizar constantemente esmalte semipermanente en tus uñas

Aunque su uso es cada vez más frecuente, este tipo de esmalte también tiene sus desventajas.

Uñas con esmalte semipermanente. Fuente: (Instagram)
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Para quienes adoran estar al día con las últimas tendencias de belleza, el nail art es sin duda una de las formas más divertidas y creativas de expresarse. Desde diseños sencillos a formas intrincadas, hay algo para todo el mundo cuando se trata de decorar las uñas. Sin embargo, con el auge de los esmaltes semipermanentes, también conocidos como esmaltes de gel, ha aumentado la preocupación por los posibles riesgos y efectos negativos de usarlos constantemente. En este artículo analizaremos los peligros asociados al esmalte semipermanente y lo que debes saber para proteger tus uñas.

¿Qué es el esmalte semipermanente?

El esmalte semipermanente es un tipo de solución que se aplica a las uñas para mejorar su aspecto y aumentar su duración. Se llama semipermanente porque dura mucho más que las pinturas de uñas tradicionales, pero aún así necesitan mantenimiento y retoques. La aplicación se hace en dos o tres pasos, y cada capa se cura bajo una lámpara UV o LED.

La mayoría de la gente opta por el esmalte semipermanente porque se seca al instante y es resistente a las manchas o a pelarse tan fácilmente. También tiene un acabado brillante que hace que las uñas parezcan sanas y fuertes.

Hay diversos colores de esmaltes semipermanentes. Fuente: (Instagram)

Los riesgos de usarlo constantemente

Aunque el esmalte semipermanente puede parecer la solución perfecta para unas uñas duraderas y bonitas, existen varios riesgos asociados a su uso constante. Entre estos riesgos se incluyen:

1. Uñas débiles

Puede hacer que tus uñas se vuelvan débiles, quebradizas y propensas a romperse. Los rayos UV utilizados para curar el esmalte pueden penetrar en la uña, lo que puede provocar sequedad y daños. Este daño puede hacer que tus uñas se pelen o agrieten, lo que puede ser doloroso y antiestético. Además, el proceso de eliminación también puede debilitar el lecho ungueal, dificultando que tus uñas vuelvan a crecer sanas.

2. Infecciones fúngicas

Otro riesgo de usar constantemente esmaltes semipermanentes es desarrollar infecciones fúngicas. Esto se debe a que el esmalte sella el lecho ungueal, creando un entorno húmedo que es ideal para el crecimiento de hongos. Si no tienes cuidado o no eres higiénica, puedes introducir bacterias u hongos al aplicar o retirar el esmalte, lo que puede provocar infecciones en las uñas.

El uso muy frecuente de esmalte semipermanente puede debilitar las uñas. Fuente: (Instagram)

3. Daños en la piel

Usar esmalte semipermanente en las uñas también puede dañar la piel circundante. Las sustancias químicas del esmalte pueden causar picores, enrojecimiento y, en algunos casos, una reacción alérgica. Además, la luz ultravioleta utilizada para curar el esmalte puede ser perjudicial para la piel, provocando envejecimiento prematuro y daños cutáneos.

4. Dificultad para quitar el esmalte

Quitar el esmalte semipermanente puede ser un reto, sobre todo si no tienes las herramientas o la experiencia necesaria. Si no lo haces correctamente, puedes dañar tus uñas o hacer que se vuelvan más quebradizas. Una de las mayores preocupaciones a la hora de eliminar el esmalte semipermanente es el uso de acetona. La acetona es un producto químico agresivo que puede resecar la piel y las uñas, dañándolas y debilitándolas aún más.

Cómo proteger tus uñas de los riesgos del esmalte semipermanente

Por suerte, hay varias medidas que puedes tomar para proteger tus uñas sin dejar de disfrutar de las ventajas del esmalte semipermanente:

1. Limita su uso

El primer paso es limitar la frecuencia de aplicación del esmalte semipermanente. De vez en cuando, dale a tus uñas tiempo para respirar y recuperarse entre una aplicación y otra.

2. Elige un salón de buena reputación

Al elegir un salón de manicura para una aplicación de esmalte semipermanente, asegúrate de elegir uno de buena reputación que dé prioridad a la higiene y utilice productos de calidad. Pide recomendaciones a amigos o familiares, e investiga antes de tomar una decisión.

Puedes envolver un rato tus uñas con pedazos de algodón con acetona para eliminar el esmalte del todo. Fuente: (Instagram)

3. Elimina correctamente el esmalte

Eliminar correctamente el esmalte semipermanente es esencial para evitar dañar tus uñas. Asegúrate de utilizar acetona solo como se indica y usa un cortauñas para limar el esmalte suavemente. También puedes probar métodos alternativos, como sumergir las uñas en agua templada o utilizar envolturas para uñas que ayuden a disolver el esmalte.

4. Suplementa con vitaminas

Tomar suplementos como biotina, zinc y vitamina C puede ayudar a fortalecer las uñas y promover un crecimiento sano. Asegúrate de consultar con tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Aunque el esmalte semipermanente puede ser una forma estupenda de realzar la belleza y durabilidad de tus uñas, es esencial ser consciente de los riesgos asociados a su uso. Recuerda que hay diversos tutoriales en YouTube e información en la web que te pueden guiar para usarlo de la manera más correcta.