Miércoles 17 de Abril 2024
RECETAS

Aromáticas y deliciosas: recetas de madeleines de limón para alegrar el día

Si sigues estas instrucciones te quedarán súper esponjosos y olorosos.

Recetas. Fuente: (Instagram)
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Pocas recetas son tan dulces, esponjosas y tan olorosas como las madeleines de limón, las cuales son capaces de deleitar el paladar de toda la familia y de tus invitados con tan solo un bocado, de ahí su necesidad de aprender a hacer desde casa.

Cuenta con un nivel de elaboración medio, pero lo que sí hace falta es tener a mano la lista de ingredientes y sus respectivas proporciones, solo así podrás salir adelante con esta preparación casera.

Ingredientes

  • 2 huevos grandes
  •  1/2 taza de azúcar granulada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1/2 taza de mantequilla derretida y enfriada
  • 1 taza de harina para todo uso
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glass (opcional, para decorar)
  • Rodajas de limón (opcional, para decorar).

Procedimiento a seguir

Lo primero que debes hacer para estas recetas es precalentar el horno a unos 180°, luego vas a engrasar ligeramente un molde para madeleines y ya ahí puedes empezar a hacer la mezcla.

Para ello vas a batir los huevos y el azúcar con una batidora hasta que generes una mezcla espumosa con color claro. Alcanzando ese punto, le agregas el extracto de vainilla, la ralladura de limón y lo vuelves a mezclar.

Es momento de tamizar la harina y usar las partículas más finas para luego mezclarlas con el polvo de hornear, la sal y la mezcla que ya habías hecho previamente.

Una vez asegures que esta mezcla no tengas grumos, entonces vas a cubrir con un film transparente y lo dejarás en el refrigerador por unos 30 minutos para que se enfríe. Pasado ese tiempo, llena los moldes con la mezcla de estas recetas hasta ¾ de su capacidad.

Lo llevas al horno solamente entre 10 a 12 minutos, o hasta que notes que los bordes de estas madeleines caseras ya estén dorados, entonces podrás retirar. Deja enfríar y ya puedes servir a toda tu familia.

En pocas palabras, este tipo de recetas son muy sencillas de hacer en pocos minutos, ya que el tiempo de espera para el horno tampoco es tan extenso como en otros postres, así que dale una oportunidad y hazlo desde casa.