Lunes 15 de Abril 2024
RECICLAJE

DIY: cómo reciclar botellas de suavizante para hacer floreros decorativos

La manualidad sugerida se puede crear de diversas maneras.

Reciclaje. Fuente: (Instagram)
Escrito en ESPECTÁCULOS el

El mundo del reciclaje vio la luz desde que el DIY, lo que en español significa "hágalo usted mismo", empezó a liderar las tendencias en las redes sociales.

La práctica en cuestión agarró poder debido a que, para las creaciones manuales, se usan objetos que estaban a punto de ser desechados.

En base a lo antes referido, hoy se destacará en este texto la manera en la que una botella de suavizante vacía puede llegar a ser muy útil dentro de una casa.

Los recipientes pueden ser de cualquier color y tamaño. Fuente: (Instagram)

 

Ideas para transformar las botellas de suavizantes

  • Macetas aesthetics

Con el reciclaje de las botellas de suavizantes se pueden crear hermosas macetas aesthetics para las plantas que tengas dentro o fuera de tu hogar.

Incluso, de acuerdo con los expertos en la materia, las botellas no necesitan ser pintadas, solo necesitan ser moldeadas de la manera correcta para que estas se conviertan en atractivas macetas.

No obstante, el reciclaje también puede servir como base para introducir otra maceta dentro de este o, en su defecto, como la maceta principal del arbusto.

Macetas con botellas de suavizantes, sin pinturas añadidas. Fuente: (Instagram)
  • Floreros DIY

Al igual que las macetas de reciclaje, con las botellas de suavizantes también se pueden crear hermosos floreros, pero con un diferencial importante.

En el caso de las macetas, no es necesario que estas tengan un aplique de color, pero cuando se habla de floreros, es de suma importancia sumarle algún tipo de añadido extra.

Floreros hechos con material de reciclaje. Fuente: (Instagram)

Los elementos complementarios pueden crearse sobre el reciclaje con pintura al frío o con incrustaciones de otros artículos que también hayas guardado.

Luego de haber cumplido con las indicaciones pertinentes, habrás logrado crear el florero o la maceta de reciclaje deseada que, sin duda alguna, ambientará o decorará de manera positiva una determinada zona en la casa.