Lunes 15 de Abril 2024
TURISMO

Los tesoros escondidos: explora los pueblos mágicos menos visitados de México

Los destinos más fantásticos para tus vacaciones si buscas algo diferente.

Escrito en ESPECTÁCULOS el

México tiene, en cada punto cardinal, inmensas maravillas que deslumbran cada día al turismo nacional e internacional, muchos de ellos han sido catalogados como Pueblos Mágicos, sin embargo, una gran parte de estos destinos no gozan de la popularidad que se merecen.

Ya sea por falta de publicidad o conocimiento, estos puntos de turismo son de los menos conocidos, una gran lástima debido al inmenso potencial que tienen para deslumbrar con sus colores y encantos. En esta ocasión, serás de los afortunados que nos acompañarán a recorrerlos en un paseo que te mostrará lo mejor de cada uno. ¿Preparados?

Cuitzeo del Porvenir

Empezamos fuerte con uno de los lugares más bellos para volver a fomentar el turismo, Cuitzeo del Porvenir. En esta zona encontraremos a la segunda laguna más grande de todo México y a uno de los paseos en carretera más paradisíacos de todo Michoacán.

Mascota

Piezas arqueológicas con más de 3 mil años de historia te dan la bienvenida en Mascota, un pueblo jalisciense que ha sabido mantener viva la cultura nativa en medio de una frondosa naturaleza que deslumbra en cada rincón.

Tonatico

Según los antiguos nahuas, Tonatico fue donde nació el sol, con esta primicia, no puedes perderte sus encantos que van desde una gruta de 500 mil años de edad, un asombroso recorrido por su río subterráneo, y la mejor artesanía de la zona, un pueblo imperdible y mágico.

Salvatierra

Las construcciones religiosas de Salvatierra, en Guanajuato, son una verdadera maravilla y, aunque inicialmente estaba poblada por españoles, la cultura nativa ha sabido teñir este pueblo de un profundo sentido de la identidad mexicana. El río Lerma es uno de los paisajes más conmovedores que te encontrarás en este espectacular destino.

Huichapan

Las culturas Otomí, Teotihuacana, Tolteca y Azteca han elegido Huichapan durante miles de años para instalar su hogar, uno que años después se transformaría en una pintoresca ciudad llena de calles empedradas y construcciones virreinales igual de asombrosas que te recibirán con los brazos abiertos.